Saltar al contenido

Cómo escoger mesas pequeñas para salón

mesas pequeñas para salón

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir mesas auxiliares para salón pequeñas

Estilo

Ahora que ya sabes que es un elemento clave y que debes de prestar atención a su selección, lo primero que tenemos que hacer es analizar el estilo predominante del salón (o del lugar en el que se vaya a colocar), así como del resto de elementos que lo componen; es decir, el estilo del sofá, de alfombra, librería, aparador….
Si elegimos un estilo discordante, no tardaremos en arrepentirnos de la elección.

Material

mesas pequeñas para el salónAl echar un vistazo a cualquier catálogo sobre mesas auxiliares, lo primero que descubriremos es la gran cantidad de materiales que se nos presentan y, aunque tanta variedad podría parecer una ventaja, podemos sentirnos abrumados si no conocemos las características de cada uno de ellos.
Por ejemplo, en el caso de que nuestro objetivo sea crear un estilo rústico, deberías elegir mesas pequeñas para salón que sean de material madera. El cristal es la mejor opción para darles un toque de elegancia extra; además, el vidrio refleja la luz, por lo que hará más grande la estancia de lo que es en realidad (idea, sobre todo, para espacios pequeños).
Si no tenemos problemas de espacio en el salón, podemos decantarnos por el mármol o por la piedra.
Finalmente, si nuestra intención es dar forma a un estilo industrial, elige una mesa que mezcle madera con metal; si lleva ruedas, quedará incluso mejor.

Forma

La forma más recomendable para las mesas pequeñas para salón suele ser rectangular, más que nada porque esta es la forma que tiene el sofá (ya que la mayoría de las personas se decantan por un sofá de 3 plazas). Ahora bien, en el caso de que tengas un salón pequeño y el sofá sea de 2 plazas, tu selección debería ser el de mesas pequeñas para el salón que tengan forma cuadrada.
Las mesas redondas también son un buen aliado para combinar con ese sofá o bien para cuando tenemos niños pequeños y queremos evitar los riesgos.
Además de todo lo anterior, evalúa también el espacio que ocupa la mesa, así como si su superficie es extraíble.
Con estos consejos lo tendrás fácil a la hora de elegir las mesas pequeñas que mejor se adapten al espacio del que dispones.