Saltar al contenido

Tips para elegir una mesa auxiliar

Tener en casa algunos muebles auxiliares nunca está de más, pues no solo sirven como un objeto decorativo más, también se les puede sacar utilidad. Un ejemplo de ello son las mesas auxiliares, un mueble que puedes poner en una esquina como apoyo, pero que también puedes poner justo en frente del sofá cuando veas la televisión.

Te hablaremos de cómo escoger la mejor mesa auxiliar para tu casa, así que lee con atención y toma las notas que creas oportunas.

¿Qué uso le vas a dar?

Lo primero que debes preguntarte, antes de lanzarte a comprar ningún tipo de mesa auxiliar, es el uso que le vas a dar. Según este, te puede interesar un tipo u otro.

Digamos que lo que quieres es una mesa auxiliar que te sirva para poner al lado del sofá, para apoyar la bebida o un plato de comida. O para poder poner una lámpara e iluminar un poco la estancia. Pues está claro que necesitas una mesa auxiliar más sencilla.

En cambio, si lo que quieres es comer sentado en tu sofá, o en el sillón, mientras ves la televisión, claramente vas a necesitar una mesa auxiliar plegable, que puedas guardar después de comer.

Ten en cuenta el tamaño de la estancia

En base al tamaño de la sala, variará el modelo de mesa auxiliar que comprarás. Si la estancia es pequeña, y la mesa la vas a usar mucho, sería recomendable que fuera plegable. Luego, simplemente debes dejarla en un rincón hasta que la necesites de nuevo.

Claro que si el espacio es grande esto no será necesario, puesto que la mesa la vas a poder tener lista para usar en cualquier momento. Pero, salvo que encuentres un modelo que encaje a la perfección con el resto de muebles, no quedaría demasiado estético, asi que ten cuidado.

¿Has pensado en usarla como mesa de centro?

mesa auxiliar

En algunas estancias siempre se recomienda tener una mesa de centro que se pueda aprovechar, como el salón, una sala de estar o un despacho. Alrededor de esa mesa de centro es donde se forma la vida social de la casa.

Asi pues, en lugar de comprar una mesa auxiliar que tener que preocuparte de guardar luego, deberías buscar otras opciones más provechosas. Por ejemplo, ¿por qué no una mesa de centro elevable? Te dará espacio de almacenaje y al levantarse la tapa tendrás una bandeja sobre la que poder comer.

Otra opción, y sería la más recomendable si tienes una estancia pequeña, serían las conocidas mesas nido. Estas se componen de dos, o tres, mesas de diferentes tamaños, y que luego se guardan una debajo de la otra. Puedes guardarlas todas juntas o bien usar una diferente para cada lugar de la casa, como prefieras, pero es ideal para cuando necesitas algo de espacio extra sobre el que apoyarte. Quizás la mejor mesa auxiliar que puedas encontrar en una tienda.

El material y la forma

Hay que tenerlo muy presente a la hora de elegir una mesa auxiliar. Generalmente, las mesas auxiliares plegables son de plástico, pero no es difícil encontrar una que tenga la tabla de madera y las patas de acero. Ideales para encajar en una decoración de estilo vintage.

El cristal deberías pensarlo en el único caso de que ese mueble vaya a estar fijo, ya que es un material muy pesado. La madera sería el ideal, puesto que pega con todo, y el metal, no sería mala opción, pero también puede ser pesado, así que ten cuidado.

En cuanto a la forma, la cuadrada sería la mejor opción, ya que son más fáciles de guardar en el caso de que no vayas a volver a usarla en un tiempo. Las redondas, en cambio, son perfectas cuando son para una mesa de centro, pero no para una que va a estar apoyada en una esquina de un mueble.