Saltar al contenido
Mesas nido

Una mesa de centro, ¿cómo encajarla en tu salón?

mesa salón

¿Lo único que te falta por poner en tu salón es una mesa frente al sofá? ¿Ya elegiste el modelo de este? ¿Los sillones anexos? ¿La mesa del comedor? ¿El mueble? Igual debiste comenzar por decidir el tipo de mesa de centro que querrías para tu salón.

Pero no pasa nada, es algo que se puede decidir un poco más tarde. La decisión no hay que tomarla a la ligera, dado que esta debe de combinar con el resto de muebles que hay en la sala. ¿Qué tal si barajamos las diferentes posibilidades?

¿Qué tal una que combine diversos materiales?

Igual te has planteado tener una decoración ecléctica en el salón, por lo que, ¿por qué no buscar un tipo de mesa auxiliar para el centro del salón que combine diversos materiales? Esta puede tener una tapa de cristal, con estructura de madera o patas de acero, o bien darle más importancia al hierro que al cristal.

Estéticamente hablando, la combinación de materiales es lo que mejor queda en los salones, y será imposible que te equivoques a la hora de combinarlo con los otros muebles que tengas en la sala. ¿Qué pierdes por probar?

Una mesa de centro de un solo material

La otra opción sería elegir una mesa de centro que sea de un único material. ¿Esto a ti de que te sirve? Es una opción más práctica, te permitirá ahorrar bastante dinero y no te tendrás que agobiar mucho con que case con el resto de muebles.

Madera, piedra, cristal, hierro… elige el material en base al tipo de decoración que has elegido para la decoración de tu salón y no habrá ningún problema.

ideas para mesa salón

¿El diseño importa?

Por supuesto que importa el diseño que tenga esta. Por ejemplo, ¿en la decoración moderna solo se usan mesas con líneas rectas? Por supuesto que no, también puedes utilizar mesas con una tabla circular, ovalada o con una forma un tanto más extraña, como serpenteante. Es tu oportunidad para introducir algo con un diseño llamativo en la estancia.

Claro que, el diseño no debe desentonar demasiado con el resto de muebles. Si priman las líneas rectas, quedará bien que esta tenga líneas rectas, pero no pasa nada por arriesgarse un poco y apostar por las curvas, por lo menos en las patas.

¿Qué tal que tenga algún extra?

Cuando el espacio es pequeño, hay que aprovechar hasta el último rincón de la habitación. De modo que, ¿por qué no comprar la mesa con algo de espacio de almacenaje? Esta puede tener una bandeja en la parte inferior, por ejemplo.

O bien contar con cajones a los laterales o una tapa que se pueda levantar. Otra opción serían las mesas nido, que te permitirán tener pequeñas mesas de diferentes tamaños, los cuáles distribuir a tu gusto por la sala. Algo muy práctico, ¿no te parece?

O podrías no poner ninguna mesa

Aunque las mesas de centro son muy prácticas, ocupan mucho espacio, y si tu salón es pequeño, no te va a interesar perderlo, ¿no? Así que igual, deberías plantearte el no poner un mueble tan aparatoso.

En su lugar, puedes poner unos puff o ir usando una mesa plegable cuando sea necesario, por ejemplo, si quieres comer mientras ves la televisión. Es solo una opción, nada más. La decisión es tuya.

como decorar con una mesa salón